PROGRAMA  SEGURIDAD ALIMENTARIA

 “PLAN PADRINO- ALIMÉNTATE BIEN”

Cada año la inseguridad alimentaria está afectando a un mayor número de personas, siendo la población infantil el grupo más vulnerable con esta gran problemática.

Mejorar la malnutrición es esencial para reducir la pobreza extrema.  El reconocimiento de esta necesidad se evidencia en la definición del segundo objetivo de los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible del Milenio, redactado así: Poner fin al hambre, conseguir la seguridad alimentaria, una mejor nutrición y promover la agricultura sostenible.

Por todo lo anterior y debido a la importancia que tiene la parte alimentaria y nutricional en el desarrollo integral  de los niños, niñas y adolescentes la Fundación FASOR decide apoyar los restaurantes de los centros educativos rurales, brindando  complementación alimentaria mediante el ofrecimiento diario del almuerzo a los niños y niñas más vulnerables, aplicando las directrices nacionales y departamentales con el fin de garantizar los derechos a dicha población.

POBLACIÓN BENEFICIADA

Estudiantes de los centros educativos  rurales  del municipio de El Retiro.

OBJETIVO GENERAL

Disminuir los índices de desnutrición de los niños, niñas y jóvenes escolarizados de la zona rural del municipio de El Retiro con el aporte de una porción diaria de alimento (almuerzo) durante la jornada escolar, que impacte en su rendimiento académico y puedan desarrollar todas sus potencialidades.

METODOLOGÍA

El programa MANA desarrollado por la dependencia local de salud del municipio de El Retiro tiene como objetivo ofrecer una porción de alimento a los  estudiantes de las diferentes instituciones educativas ,  donde toda la población NO es beneficiada con la parte del suministro alimenticio. El programa “ALIMÉNTATE BIEN” desarrollado por la fundación FASOR  apoya los niños(as) y jóvenes escolarizadas, que NO estén recibiendo el suplemento alimenticio por parte de la dirección local de salud. La fundación también apoya a esta población   con salidas pedagógicas a sitios culturales y pedagógicos de la ciudad de Medellín. El programa  está directamente supervisado  por el personal de la fundación, que orienta los recursos y evalúa la satisfacción de los beneficiados.

Cada año las directivas de la fundación y la nutricionista del municipio evalúan y planifican el tema del apoyo a los restaurantes escolares y en consenso se definen que centros educativos rurales apoya la fundación de acuerdo a las necesidades de las comunidades, y a los recursos con que cuenta la fundación.

FASOR se preocupa y se esfuerza por atender cada año alrededor de 200 niños, con la entrega de almuerzos diarios, lo que supone una entrega anual de casi 40.000 almuerzos y exige un presupuesto superior a los 100 millones de pesos, sólo en alimentación.

Proyecto de Apoyo Psicosocial y Apoyo en Fonoaudiología

Establecer actividades dirigidas a los niños de los centros  educativos apoyados por la fundación fasor, con el fin de desarrollar  habilidades comunicativas  y optimizar el proceso de aprendizaje en cada uno de ellos. Logrando superar las dificultades de aprendizaje que se presentan en los estudiantes en esta área.

La fundación apoya no solo el diagnóstico, sino también el tratamiento y las terapias que el estudiante necesite para superar su patología y mejorar su rendimiento académico.

Cada año las directivas de la fundación y la nutricionista del municipio evalúan y planifican el tema del apoyo a los restaurantes escolares y en consenso se definen que centros educativos rurales apoya la fundación de acuerdo a las necesidades de las comunidades, y a los recursos con que cuenta la fundación.

FASOR se preocupa y se esfuerza por atender cada año alrededor de 200 niños, con la entrega de almuerzos diarios, lo que supone una entrega anual de casi 40.000 almuerzos y exige un presupuesto superior a los 100 millones de pesos, sólo en alimentación.

La metodología empleada es presencial con talleres dirigidos a la comunidad estudiantil y sus familias a través de citas presenciales y terapias directas. Normalmente se requieren de mínimo 10 sesiones por niño para superar el trastorno de aprendizaje o comunicativo que se presente.

La fundación se preocupa por generar factores y espacios protectores para nuestros menores,  así se desarrollan  propuestas de apoyo y formación en habilidades para la vida, asesorías psicológicas, escuelas de padres, promoción y prevención en salud sexual y reproductiva y consumo de sustancias psicoactivas,  fundamentadas  en la concepción de un ser humano integral, por lo que está direccionada a  reconocer y motivar las potencialidades del ser humano.